Ernesto Zarza González

Ernesto Zarza González

Más información

Libros y presentaciones

invitacion-firma-libros-01Al hacer mención del nombre con el que dos maravillosos seres, surgidos de un cuento de hadas, decidieron que yo habría de ser conocido, junto con los apellidos que me han legado, me presento. Soy ERNESTO ZARZA GONZÁLEZ. Nací en Bogotá, Colombia, el 27 de abril de 1973. Recuerdo que desde muy niño, quizás cuando tenía dos o tres años, me llamó la atención la biblioteca de mis padres. El variopinto cuadro que conformaban los libros me atraía de una manera inexplicable; tan sólo fue ver los variados textos para, como por arte de magia, hacerlos aparecer en mis manos. Muchos de ellos tienen grabadas las señales indelebles que les dejó mi infantil curiosidad y mi prematuro amor por las letras; las mencionadas marcas así lo reflejan: mi desconocimiento de los signos alfabéticos lo compensé con la originalidad de los grabados rúnicos que fijé en algunas páginas, grabados con los que pretendía emular a la insondable escritura. Desde ese momento se formó, entre los libros y yo, un idilio vitalicio, un nexo indestructible, a pesar de que la serie de signos indescifrables que contenían los textos continuaban siendo un misterio para mí. Por supuesto, dicho arcano contribuyó de manera manifiesta a fomentar mi curiosidad.

El misterio se develó, como todo misterio resulta develado, de una forma simple: siguiendo la tradición ancestral de la humanidad, en las noches mis padres me deleitaban con la lectura de los cuentos que terminaron siendo de mi propiedad; sin embargo, a diferencia de la inmensa mayoría de los infantes, yo no quedaba satisfecho con una sola narración. Mis ojos, lejos de cerrarse en la mitad del relato, se abrían más en la medida en que éste iba desarrollándose, como si quisieran abarcar de una mirada todo ese mundo de fantasía que ante mi pueril imaginación se presentaba. El sueño, como si se sintiera despreciado, de mí se iba aturdido; sin recato alguno, casi exigiéndoles, como los niños mimados lo hacen, les pedía a mis progenitores que leyeran más, más, más.

ernesto-con-su-familia-moxaEn una reunión, mi madre, con una maternal sonrisa, dijo que descansó cuando aprendí a leer. Se formalizó mi unión con los libros. Entré a formar parte de la “sociedad subterfugia” a la que hace alusión Milan Kundera en “La insoportable levedad del ser”.

Adelanté mis estudios de primaria y secundaria en el Gimnasio de Los Cerros, colegio ubicado en Bogotá, de donde me gradué como Bachiller Versión Internacional. Motivado por los comentarios y el empuje que Víctor Hugo Rivas, mi profesor de expresión oral y escrita me daba, comencé a grabar mis primeras palabras sobre el papel. Después estudié Derecho y obtuve el título de Abogado en la Universidad de La Sabana. Sin embargo, el apoyo de esos dos seres maravillosos que son mis padres continuó. Me ayudaron a transportarme a Buenos Aires, en donde seguí la carrera de Periodismo Deportivo en la Escuela Superior de Ciencias Deportivas (creo que no soy soberbio al acotar que de ella me gradué con honores). judi-y-moxa

En Buenos Aires recibí dos menciones de honor por participaciones en concursos de poesía. Sin embargo, mi destino no era quedarme en la Argentina: una funesta neumonía estuvo a punto de acabar con mi vida y mi temor a vivir otra situación límite en completa soledad motivó mi regreso a Bogotá.

Pero las leyes del Universo son inexorables y la causalidad hizo que, de esa forma, conociera al amor de mi vida, quien ahora es mi esposa, mi báculo, mi ángel de la guarda, mi sostén: Judith Verhelst Montenegro. Ella, al igual que mis padres y mis hermanos, han sido los baluartes de los que mi existencia se ha sostenido.

En la foto de la izquierda, estoy con Judith, mi compañera de vida y amada esposa, compartiendo nuestro logro.

Fiesta del libro en Medellín

Ernesto y yo prensentando Moxa, 1Ernesto y yo presentando Moxa

Presentación de Moxa

Firmando libros

ernesto-firmando-librosmoxa-firmando-libros

Septiembre de 2015, durante la presentación, en el salón Aurita López, en el Jardín Botánico, de Medellín, en el marco de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín.

Tuvimos la fortuna de contar con la compañía de familiares, amigos, conocidos y nuevos lectores, a quienes hago extensiva mi felicidad.

Prensa

ernesto-en-medios moxa-en-teleantioquia

En espera para la entrevista en el canal regional Tele Antiquia…

Moxa, el hijo del sol en Liberando Letras