Javier Couto

Javier Couto vive actualmente en Paris y es además de escritor de ciencia ficción, docente e investigador de la Universidad de Paris-Sorbonne.

Desde el año 2002 reside en Francia.

Su primer libro de cuentos, Voces, obtuvo una mención de honor en el “17º Premio Narradores de la Banda Oriental.

Obra Inédita:

Thot, thriller sicológico y futurista, finalista del premio Minotauro, Grupo Planeta, 2013, dentro de 570 novelas.

Sitios personales:

Javier Couto

Apuntes de lecturas

Twitter: @jahey00000

Facebook:

Más información

Obra inédita

Thot, inédita, novela finalista al premio Minotauro del Grupo Planeta, ciencia ficción.

Sinopsis:

Verano en Montreal. Philippe Gauvin, célebre investigador francés en decadencia, brinda una charla en un coloquio como conferencista invitado. Su especialidad, la historia de la escritura, no parece interesar a nadie en el anfiteatro salvo a un hombre excéntrico que formula la única pregunta de la sesión: ¿existe un sistema de escritura primigenio del que deriven todos los actuales?
Durante la charla siguiente, el hombre de la pregunta se acerca a Philippe Gauvin. Sin hablarle, le da su tarjeta de presentación y se marcha. Se trata de Trig Naulan, un profesor de la Carnegie Mellon, quien le ha escrito al revés de su tarjeta personal: quiero hablar con usted en privado, después de la conferencia y se marcha.

Luego de este encuentro la vida de nuestro querido profesor Philippe cambia de manera radicalmente negativa. Está siendo víctima de un posible ataque cibernéutico, las redes sociales de su hija han sido jaqueadas. su mejor amigo y colega ha muerto en un extraño accidente y…  todo porque alguien muy poderoso necesita de los servicio del profesor para terminar de crear un lenguaje de códigos universales que nos permita tener acceso a toda la información…

Les dejo un par de párrafos para que se hagan una idea de qué va la trama:

Todo empezó con un spam

Una máquina merecería ser llamada inteligente si pudiera engañar a un humano haciéndole creer que ella también es humana.
Alan Turing
Computing Machinery and Intelligence, 1950.

¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil, nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es simplemente esta: porque aún no hemos aprendido a usarla de manera razonable.
Albert Einstein
Charla en el California Institute of Technology, 1931.

Dos años atrás un mensaje firmado con el pseudónimo Thot circuló por el mundo vía correo electrónico, blogs, sitios de prensa en línea y todas las redes sociales públicas conocidas. En una clara provocación, la página principal del sitio Web de la presidencia francesa fue pirateada y su contenido fue reemplazado por el mensaje de Thot. La primera reacción mundial de la prensa y de las instituciones públicas fue acusar a Anonymous. Esta hipótesis, sin embargo, resultó rápidamente improbable dado el contenido del mensaje: en él se sostenía que en algún lugar de Internet se encuentra oculto un sistema informático de escritura universal capaz de crear un texto sin mayor intervención humana, salvo la necesaria para seleccionar el tema y unos pocos parámetros de configuración. En el mensaje Thot aseguraba haber ocultado el sistema —que denominaba máquina— porque la humanidad todavía no estaba preparada para usarlo de manera razonable, pero que para no ganarse la condena de los dioses no se había atrevido a destruirlo. En un intento que no me resultó convincente, citaba un pasaje de la Biblia:

Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

Génesis 11:5-7